Home / Blog / Músculos en la lengua
Músculos en la lengua

Músculos en la lengua

Leonardo Grisanty @grisantycosme

Leonardo Grisanty
@grisantycosme

Cuando a los políticos les hacen falta músculos en los brazos le sobran en la lengua.

La realidad es que la lucha política de hoy en día no tiene ningún sentido llevarla con discursos que nos sitúen a la izquierda o a la derecha del espectro ideológico, sino, un discurso que nos sirva como referente y nos coloque como defensores de la democracia.

Pablo Iglesias, político español, escribió: “para que exista la democracia es necesario que los más tengan el poder y que desaparezcan los privilegios de los menos”; los privilegios desaparecen como bien escribí en mi anterior artículo, cuando los democratizamos – democratizar los privilegios -.

Los músculos políticos no son más que una conexión con el pueblo, con sus deseos y aspiraciones, con lo que el pueblo entiende que necesita, con la expresión del momento; es tener un discurso y un accionar acorde con los más, y con ellos alcanzar el poder y generar las transformaciones necesarias. Es poner el oído en el corazón del pueblo.

Criticas, criticas y más criticas

Basar un discurso político durante casi 2 años completos en la reiteración de consignas vacías, en críticas, aludiendo ejecutorias del gobierno que todas las encuestas señalan que son bien valoradas por la población, es un sinónimo de desconexión con el pueblo.

El señor Abinader ha demostrado carecer de conocimiento de la praxis política; ha demostrado que no conoce al pueblo, no lucha por una sociedad decente. Carece el señor Abinader de comunicación política, peor aún, carece de un plan que procure ir en la misma dirección de las familias dominicanas; no ha sabido conectar con el pueblo.

A 31 días de las elecciones con más de 4 firmas encuestadoras dando al candidato del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Danilo Medina, ganador con más del 63%, la media de todas, lo que se ve es la consolidación de una derrota para Luis Abinader.

La lengua como castigo del cuerpo

No es momento de relatar aquí los acontecimientos del proceso que han provocado la tendencia a la baja del señor Abinader, los hechos que lo sitúan hoy en menos del 28%. Pero es precioso refrescar con argumentos que nos ayuden a ser mejores políticos, con municiones que nos preparen para el mañana.

Los políticos deben escuchar más, hablar menos señor Abinader. Comenzar a trabajar un discurso acorde con el sentir de todo un pueblo, que conecte con los más y que procure democratizar los privilegios de los menos.

El político, esta analogía la escuche por vez primera de Danilo Medina, debe ser mecha larga, nunca mecha corta. Los políticos debemos escuchar, escuchar diferentes sectores, sopesar las ideas, los argumentos, las técnicas, las leyes y mucho más las decisiones; una vez la palabra dicha es difícil recogerla.

Señor Abinader ahora tiene usted los beneficiados de las Visitas Sorpresa en contra, el sector demográfico de la mujer fuera de su alcance, en los medios tiene a César Medina en la acera del frente, a Pablo Mckinney lejos de usted, a Pepín Corripio observándolo; y lo peor es que tiene al 70% del pueblo en su contra. Esto solo lo logra quien solo tiene músculos en la lengua.

About Leonardo Grisanty

Director de Gestión y Planificación DICOM. Ingeniero de Sistemas. Servir es mi razón Política. Apasionado de la comunicación y las tecnologías.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Scroll To Top