Home / Cuaderno Personal / Mis artículos de opinión / Nuestra sociedad ha cambiado. ¡Desprivaticemos la política!
Nuestra sociedad ha cambiado. ¡Desprivaticemos la política!

Nuestra sociedad ha cambiado. ¡Desprivaticemos la política!

Lo único que justifica la acción política es poder servir. Servir a nuestra gente.

Nuestra sociedad ha cambiado. Procura de actores que lo representen. Así lo vemos en los resultados de las elecciones del pasado mayo 15, donde las marcas personales superaron las marcas de los partidos.

Nuestro pueblo es más inteligente. Supo el poder que tiene de elegir y lo usó.

Solo algunos niegan el hecho que nuestro pueblo es más inteligente. Risueño, pero son ellos los tontos.

Ya la política no es una lucha de boxeo, sino más bien una partida de ajedrez.

Mayo 15 y su enseñanza

Nuestra sociedad ha madurado. Ha seleccionado lo que ella entiende que deben ser sus dirigentes. Le dio la espalda a prácticas políticas de un viejo y agotado modelo; le dio la mano y abrazo a sus iguales: los cercanos, los que van a servir y no a servirse.

Aprender, crecer y cambiar

Los políticos debemos abocarnos a conectar con nuestra gente. De entender que la política no se trata de discursos vacíos, sino, de una conexión con el pueblo y ese deseo constante de cambio, no de actores, sino de cambio en la forma de ejercer la política.

Los políticos debemos aprender que se abre un proceso donde nos piden a nosotros democratizar la política.

Nos piden que este ejercicio tan noble, que incide en todos y todas no sea más un privilegio. Nos gritan que desprivaticemos la política.

Debemos crecer y entender que nuestros ciudadanos miran la democratización de los privilegios que ha impulsado Danilo Medina, convirtiéndolos en derechos para todos, en su ejercicio de la Presidencia, como una acción que debemos llevarla a lo social. También a la política.

Democratizar la política

La política no es para empresarios, para ricos o para unos cuantos. No. La política es para aquellos ciudadanos que tienen vocación de servicio.

Bien lo decía el profesor Juan Bosch: “En política quien no vive para servir, no sirve para vivir”. Y así es.

Nada justifica más este noble ejercicio que el servir a nuestro pueblo. A nuestra gente.

Solo los políticos que conecten con las necesidades de los pueblos tendrán la oportunidad de participar en este ajedrez político.

La sociedad demanda que nos parezcamos más al “modelo Danilo”. Que seamos más cercanos. Que escuchemos a nuestro pueblo. Que nos parezcamos más a nuestra gente. Pero nos piden que tengamos el compromiso de trabajar por y para la patria como decía nuestro padre fundador, “que es lo mismo que trabajar para nuestros hijos y para nosotros mismos”.

Ley de partidos

Se abre un momento cumbre. La sociedad nos exige una nueva ley electoral y de partidos; nosotros debemos llevar la voz cantante y exigir que estas leyes sean aprobadas por nuestro Congreso.

Debemos decir ya no más a un sistema político parcialmente privatizado. El ejercicio de la política debe ser democratizado. Es hora de una ley de partidos políticos.

El optimismo de la voluntad

Nuestro pueblo demostró que votará por aquellos que lo representen. Por aquellos actores que se parezcan a ellos. Que conecten con sus necesidades, sin importar el color o las siglas, sin importar el partido político.

Con optimismo, juiciosos del poder que tienen, fueron a las urnas e impusieron su voluntad.

About Leonardo Grisanty

Director de Gestión y Planificación DICOM. Ingeniero de Sistemas. Servir es mi razón Política. Apasionado de la comunicación y las tecnologías.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Scroll To Top